• Tu novata escritora

La novia gitana: un thriller un tanto macabro


Fiel lector, si sueles leer thrillers o tienes un Kindle, estoy segura de que habrás visto este libro recomendado en TODAS partes. Este es el primer libro de Carmen Mola, que desde 2018 no ha hecho más que publicar libros. Su nombre no es más que un pseudónimo, así que su identidad real es tan misteriosa como las novelas que escribe.

La novia gitana puede ser considerado un thriller policíaco, pero es bastante más que eso. El libro está basado en Madrid, comienza con la desaparición y asesinato de Susana, una joven medio gitana, medio paya (persona no gitana). Esta fue asesinada de forma brutal y encontrada por la policía local, pero al encontrar similitudes con un caso del pasado, entra en acción la Brigada de Análisis de Casos (BAC). Con solo indagar un poco descubren a quién pertenece el cuerpo. Es hermana de otra gitana, que murió de la misma manera atroz, unos años atrás. El asesino de esta está en la cárcel ¿tienen al hombre equivocado entre rejas? ¿es un imitador? o ¿la respuesta a este caso es mucho más complicada que eso?

En el caso terminan trabajando Zárate, un policía local, muy interesado en este caso por razones personales y la BAC. Poco a poco te introducen a los personajes de la brigada, la más interesante de ellos la inspectora Elena Blanco. Como dice la contraportada ella no es la típica detective, a ella le encanta la fiesta, el alcohol y los hombres. Además de esto ella esconde un oscuro pasado y una macabra afición en el presente. 

Es un libro corto y muy rápido de leer. Te enganchas fácil a él, más a mí el centro del libro me costó un poco más. La contraportada presume mucho de que la detective no es la típica detective, pero a mí me parece que el papel de la detective dura, con problemas de adicciones y un pasado turbio está bastante usado. Eso sí, su pasado es uno de los grandes misterios del libro y te mantiene interesado en el personaje. Fuera de la detective el único personaje que desarrolla a plenitud es al subinspector Zárate. Su personaje sinceramente no me terminó de gustar, me pareció un personaje infantil, que no sabe superar obstáculos y al cual se tontean con bastante facilidad, tal vez ese es el papel que le tocaba jugar. 

El libro da bastantes giros, está lleno de secretos, malas intenciones, sospechas equivocadas y alguna que otra muerte. Es ingenioso como te cuenta que dan con la respuesta a estos asesinatos, es como si quisiera que tú lo supieras antes de que ella te lo contara. Cuándo descubren a el/la o los culpables todavía queda un poco de acción, cosa que hace que este libro sea distinto. El final es bastante bueno, resuelve todos los enigmas que hay en el libro, todos menos uno. Sobre el cual te da parte de la respuesta en la última página. Te puedo decir que esa última página LA ODIE. Llevaba leyendo varias horas, eran más/menos las 2 de la mañana y me dejó total y completamente intranquila. Me quitó toda la paz que el libro no había logrado quitarme hasta ese momento. Me queda claro que Carmen solo te quiere dejar picado para su próximo libro. 

Carmen Mola ya escribió dos continuaciones a este thriller, la siguiente de ellas, La red Púrpura, definitivamente la tendré que leer. Pensar en esa última página me sigue quitando la paz y espero que ese libro me pueda devolver aunque sea un pedacito de ella. 

Si ya lo leíste cuéntame que opinas y si no, cuéntame si tienes ganas de leerlo.

©2020 por No se leer. Creada con Wix.com