• Tu novata escritora

Fuimos canciones: una novela romántica sin amor

Fuimos canciones de Elisabet Benavent ¿El título suena romántico no? Pues de romance, lo que se dice romance tiene poco. Este es un libro sobre amistad y corazones rotos, sobre el dolor de perdonar y de olvidar. No hay que malinterpretar la frase “¡Te vas a enamorar!” de la portada. Yo lo describiría como un libro sobre rencor, un poco de amor y mucha amistad. 

Este libro gira alrededor de Macarena, Jimena y Adriana, sus mejores amigas, y Leo, su gran amor del pasado. Es un libro entretenido en el que te cuenta tres historias separadas, todas contadas por la voz de Macarena, excepto la historia que la involucra a ella, que es contada entre Macarena y Leo. Los capítulos contados por él fueron mis favoritos, me pareció un personaje bastante genuino y con mucho sentido del humor.

Elisabet, en este caso, se queda muy corta con la historia de “amor”, con decirte que ni siquiera sé si llamarla así. Habla de un amor pasado, complicado y dañino. Pero en el libro no encontré mucho amor en tiempo presente, más bien el recuerdo de un amor de esos que nunca dejas de querer. Es un libro sobre lo que pudo ser y un libro que creo pone un mal ejemplo. La autora retrata que un corazón roto puede ser el culpable de TODOS tus males y a mí eso sólo me parece una justificación para hacer un esfuerzo mediocre en la vida.

Como puedes notar, me costó empatizar con la historia en general, pero tengo que admitir que la historia de amistad no es mala, mas no es lo que buscaba en este libro. Las tres amigas son como una pequeña familia, se apoyan a través de todas las dificultades y como buenas amigas se dicen la verdad, aunque esta a veces pueda ser dura.

Fuimos canciones es un libro entretenido, no te aburres ni un poquito cuando lo lees, pero como ya te conté, para mí, un buen libro es ese que te hace sentir. Y este no me hizo sentir mucho. Confieso que alguna lágrima solté al final, pero no era un sentimiento profundo, era más un intento de proyectar en el libro una historia mía. Al final ¿con todas las historias de corazones rotos nos podemos identificar un poquito no? 


Eso sí, a Elisabet hay que darle crédito por su creatividad, su forma tan amena de escribir y su gusto musical. Como en otras ocasiones este es un libro con soundtrack. Esta vez bastante más evidente que en otros libros, cada capítulo tiene el nombre de una canción. Te dejo aquí la playlist para que la disfrutes tú también, hemos de decir que tiene un poco de todo. Esta serie de canciones da sentido al título y en parte, al libro.




“Fuimos canciones... Todo lo que tuvimos, lo que sentimos..., está en un puñado de canciones. Y lo que sentíamos duraba lo mismo que estas..., minutos.”




En fin, no me pareció espectacular, no me removió diez mil sentimientos, no me hizo sentir que me dolía el corazón (claro objetivo de toda novela romántica), más si me divertí leyéndolo y logró sonrojarme con más de una escena (Elisabet es experta en ello). 

Si lo leíste cuéntame qué opinas, si no y quieres leer un buen libro de amor te recomiendo “Un cuento perfecto", de esta misma autora. 

©2020 por No se leer. Creada con Wix.com